Magali Dalix, la entrenadora que puso firme a Ajram