La primera franquicia del «CUBO» de La Sala Magali