DUBAI, UN DESTINO TAMBIÉN PARA DEPORTISTAS